Tag Archives: Patentes

¿Deben pagar los pobres por salvarse de la malaria y el SIDA?

Hay muchos ejemplos de ineficiencia en términos de ayuda al desarrollo. Existen errores en la planificación económica, en los sectores de inversión, en las zonas y actividades a desarrollar o en la forma de frenar los pies a determinadas enfermedades. La malaria (o paludismo) y su tratamiento es un ejemplo de libro de estos errores por una razón muy simple: la enfermedad mata a 1 millón de personas al año.

Se transmite normalmente a través de la picadura de los mosquitos que transmiten el paludismo y afecta principalmente a niños muy pequeños. La forma más fácil de prevenir la enfermedad es protegerlos con mosquiteros tratados con insecticida. El precio del mosquitero es de menos de 2 € y tiene una vida útil de 5 años.

Malaria

En comparación, la extensión de la vida de una persona enferma de SIDA durante un mes es de 600 €. Sin embargo, seguimos insistiendo en la necesidad urgente de crear antiretrovirales a disposición de los países en desarrollo mientras que la malaria pasa desapercibida en los medios de comunicación. Pero cuidado, con eso no quiero decir que se deje de investigar en la creación de una vacuna para el SIDA, al contrario, vamos en una muy buena dirección. Lo que creo es que con un pequeño aumento de la ayuda internacional, o aplicando mejor la actual, podríamos salvar muchísimas vidas.

Pero si una mosquitera es suficiente para salvar la vida de muchísimos niños, la pregunta es: ¿como las distribuimos?

Llegados a este punto nos encontramos con dos opciones contrapuestas. Por un lado tenemos a los que proponen vender las mosquiteras y por otro lado los que proponen distribuirlas de forma gratuita. Es normal que algún lector se haya llevado las manos a la cabeza. ¿A que maquiavélica mente se le ocurriría vender mosquiteras a los africanos cuando pueden salvar miles de vidas cada año? La respuesta está en la distribución de preservativos gratuitos en Uganda.

Cuando los preservativos se ofrecen de forma gratuita no tienes ninguna razón para no tomarlos. La razón es la misma por la que el sábado pasado me hice con una bandeja de los deliciosos canapés que repartían en la comunión de mi prima. La deposité en una de las mesas del cóctel para compartirla con mi cuñado. Pero al final no nos la terminamos. La idea clave que se desprende de ello es que si se está distribuyendo algo de forma gratuita (canapés o preservativos) no se dará prioridad a aquellos que más lo necesitan o son más propensos a usarlo. Resultado: los principales programas contra el SIDA en África que se basan en distribuir preservativos de forma gratuita no funcionan. El hecho de introducir un precio, a pesar del coste para la gente, hará asignar los recursos allí donde van a servir.

Pero, ¿lo que es cierto para los preservativos es cierto para las mosquiteras? ¿Cuando distribuimos mosquiteras de forma gratuita la gente no las usa? Se han dado casos de gente que usaba las mosquiteras proporcionadas como redes de pesca o como vestidos de novia. Saundra Schimmelpfennig nos lo cuenta en su artículo titulado Mosquito Nets, Condoms, and Recycling.

Para comprobar de lo que habla Saundra Schimmelpfenning, Jessica Cohen y Pascaline Dupas, de la Harvard School of Public Health y de la University of California respectivamente, hicieron un experimento controlado. Organizaron la venta de redes antimosquitos en centros de atención prenatal en Kenia con precios al azar que oscilaban entre los 0 $ y los 0’60$. Un mes más tarde volvieron a Kenia para comprobar el nivel y la forma de uso de las mosquiteras.

Se dieron cuenta de que el resultado era el contrario al de los preservativos: el incremento de precios reduce el consumo de forma espectacular. Incluso si el precio era bajo, las mujeres no estaban dispuestas a comprar las mosquiteras.

En definitiva, no existe una ley general para la ayuda a los países en vía de desarrollo. Parece útil vender los preservativos pero no las mosquiteras, que deben ser gratuitas. Lo que hace pensar que hacen falta muchos más estudios relativos a la prevención de enfermedades y la influencia económica y de los incentivos que se producen por la ayuda humanitaria. Tan solo así se podrá ofrecer una ayuda al desarrollo eficaz.

Anuncis

El precio de los medicamentos y las patentes

UNITAID es una agencia de la Organización Mundial de la Salud con un objetivo claro y loable: conseguir precios asequibles para la medicación del SIDA, la malaria y la tuberculosis. El mercado de patentes impide actualmente que la población de los países poco desarrollados pueda acceder a estos medicamentos. La razón es sencilla: por culpa de las patentes no existe competencia, lo que supone una situación de monopolio de las farmacéuticas que pueden determinar el precio que consideren oportuno.

La UNITAID ha iniciado una campaña para terminar con esta situación injusta, la Medicines Patent Pool Initiative. Consiste en una fórmula para garantizar la competencia entre productores, creando mercado, y consiguiendo así que los precios bajen por el sencillo mecanismo de la oferta y la demanda.

Es evidente que las farmacéuticas no son muy amigas del proyecto. El establecimiento de un organismo internacional regulador supondría ver sus escandalosos beneficios reducidos –lo cual no es sinónimo de desaparecidos-. Aún así, la iniciativa tiene toda la buena voluntad y razón económica del mundo. Se trataría de reducir los beneficios de las farmacéuticas y repartirlos entre los diferentes productores que en su tarea de producir y vender medicamentos se verían obligados a competir entre ellos, lo que haría bajar los precios de la medicación.