Tag Archives: Estudios médicos

Dedicar tiempo a comer reduce la obesidad

Echando un vistazo a los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE y OECD en inglés) y vía Catherine Rampell descubría unos datos muy interesantes: los países que dedican más tiempo a comer son los países con menor número de obesos.

Los datos usados para esta afirmación son el tiempo promedio que las personas dedican a comer en determinado país y la tasa de obesidad del país en concreto (medida como el el porcentaje de la población estatal con un índice de masa corporal superior a 30).  El gráfico siguiente nos muestra la relación entre ambos:


Así pues, parece que existe una correlación entre el tiempo dedicado a comer y la tasa de obesidad; aunque, como todos sabemos, correlación no indica causalidad.

Anuncis

Economia de la obesidad

Genetic factors cannot account for the rapid increase in obesity since 1980 – these factors change slowly over long periods of time“. Así empieza el amplio resumen publicado por Michael Grossman (profesor de economía en la City University de Nueva York) en el número 1 de 2009 del National Bureau of Economic Research (NBER) Reporter bajo el título “The Economics of Obesity“. El autor se ha basado en una serie de papers para elaborar su resumen, los cuales podeis consultar en la bibliografía del artículo. El texto es un poco largo pero resulta de especial interés, por lo que he decidido hacer un pequeño resumen (es un resumen de un resumen, así que si alguien trata de resumirlo aún más prácticamente quedará en nada).

Genetic factors cannot account for the rapid increase in obesity since 1980 – these factors change slowly over long periods of time. Therefore, economists have a role to play in examining the determinants and consequences of this trend“.

Es decir: “los factores genéticos no pueden explicar el cambio tan rápido que ha experimentado la obesidad desde 1980 – estos factores cambian muy lentamente a lo largo del tiempo. Por lo tanto, los economistas tienen un papel importante a la hora de determinar las consecuencias de esta tendencia”. Entonces, ¿que es lo que aumenta o disminuye la tasa de obesidad?

Estos son las conclusiones más importantes a las que han llegado la serie de artículos estudiados y que, según Grossman, tienen mayor incidencia en la obesidad en Estados Unidos:

1. La supresión de los anuncios de establecimientos de comida rápida en televisión supondría, en una población de talla fija, una reducción de la obesidad infantil (3 – 11 años) de un 18% y de la obesidad en adolescentes (12 – 18 años) en un 14%.

2. La ley aprobada en 1972 en Estados Unidos bajo el nombre de “Title IX of the Education Amendments” significó la prohibición de la discriminación por sexo en el ámbito educativo. Dicha ley tubo un efecto secundario positivo: la inclusión de las chicas en las actividades deportivas. Este aumento de la actividad física tuvo como consecuencia la disminución de la obesidad femenina. Desgraciadamente, la ley no fue acompañada de un aumento de los recursos, por lo que la disminución de la obesidad de las chicas fue en detrimento de la obesidad masculina, que se vio aumentada. La razón es simple: a mismos recursos y más demanda, menos cantidad para cada individuo.

3. Los programas nutricionales en la escuela no siempre funcionan como debieran. El “School Breakfast Program” tuvo efectos positivos, pero el “National School Lunch Program” tuvo efectos negativos.

4. Las personas con una masa de grasa superior tienden a tener salarios más bajos. El abandono del IMC (Índice de Masa Corporal) en favor del FFMI (Fat Free Mass Index), que toma en consideración la parte del peso de los músculos más que la debida a la grasa, permitió establecer una robusta relación entre obesidad y salarios.

5. Los individuos obesos generan un coste extra de 150 dólares (el estudio está hecho en Estados Unidos) en relación a los no obesos.

6. Las personas con seguro médico tienden a tener menos cuidado con su obesidad que aquellas que no lo tienen (vuelvo a recordar que hablamos de Estados Unidos, donde hasta la reforma de Obama no tener seguro significaba no tener cobertura).  También hay que tener en cuenta el efecto selección que hace que los individuos con mayor riesgo de obesidad son más susceptibles de contratar una aseguradora.

Si quereis conocer más en profundidad sobre alguno de los puntos que he resumido no teneis más que echar un vistazo al artículo completo (citado al final). Aparecen cifras muy útiles que no estaría de más poder comparar con escenarios europeos y muy especialmente con territorios con alimentación predominantemente mediterránea.

Fuente: Michael Grossman, The economics of obesity, National Bureau of Economic Research Reporter, 2009.

El futuro del Sistema Nacional de Sanidad: la visión de los profesionales

Los profesionales de la sanidad están a favor de la descentralización del SNS. Así lo han afirmado en el reciente estudio presentado ayer (día 3 de diciembre de 2009) por la Fundación Salud, Innovación y Sociedad. El trabajo, realizado mediante metodología DELPHI, lleva el título de El futuro del SNS: la visión de los profesionales. El estudio sirve de guía para lo que debe ser la reforma del SNS en relación a las opiniones del colectivo sanitario.

Para realizarlo se ha tomado una muestra de 248 médicos y enfermeros con altos conocimientos en el Sistema Nacional de Salud, de los cuales la mayoría se ha mostrado favorable a seguir con la descentralización autonómica, aunque ello conlleve desigualdades sociales, siempre según sus pronósticos.

Del estudio podemos destacar diferentes aspectos. En primer lugar existe una gran muestra a favor de la implementación de copago para los servicios no sanitarios (éstos son hostelería, peluquería, entretenimiento…) como muestra la tabla siguiente:

Clica en la imagen para agrandar.

Del mismo modo, la comunidad sanitaria se muestra contraria al copago para actos médicos y pruebas diagnósticas:

Clica en la imagen para agrandar.

Por otro lado, y aunque el box populi nos pudiera llevar a conclusiones erróneas, los profesionales sanitarios se muestran contrarios a los incentivos fiscales para contratar pólizas médicas privadas con la intención de descongestionar la sanidad pública de la presión actual.

Clica en la imagen para agrandar.

Como apunte final cabe destacar la rotundidad con la que se pronuncian los profesionales a favor de endurecer las políticas referentes al consumo de alcohol y tabaco. Si bien sus pronósticos tienen una mediana de 5 (lo cual tampoco les hace ser muy desconfiados con el sistema político), su deseo mayoritario (con una abrumadora mediana de 2) es que se termine con la tolerancia al consumo de estas substancias:

Clica en la imagen para agrandar.

El estudio ha sido realizado sobre una muestra de, como hemos dicho antes, 248 profesionales sanitarios: un 26% de médicos de primaria, un 28% de médicos especialistas, un 16% de médicos o enfermeros de la Administración y un 27% de enfermeros. También han colaborado en el estudio altos cargos como el consejero delegado de la Escuela de Salud Pública de Andalucía, el presidente de la Organización Médica Colegial, así como profesionales provinciales y de las consejerías de Salud de las diferentes comunidades autónomas.